Saltar al contenido

River Zamora FS – CD San Cristóbal – Juvenil División de Honor

ZAMORA  5  –  SAN CRISTÓBAL  9

División de Honor Juvenil de fútbol sala. Pabellón Municipal Manuel Camba.

Zamora, 29 de enero de 2022. 18,30 h.

En esta ocasión el equipo JDH del C.D. San Cristóbal se desplazaba hasta Zamora para enfrentarse al titular de esa localidad, un equipo muy físico y que ejerce mucha presión durante gran parte del encuentro, un equipo que tuvo un mal comienzo de temporada pero que en estos momentos ocupaba la quinta posición en la clasificación, lo que sin duda da una idea de la progresión que ha llevado con el paso de las jornadas.

Si bien ya antes ambos equipos habían dispuesto de alguna clara ocasión para marcar, fue en el minuto 3 cuando los zamoranos interceptan un pase en el medio del campo y provocan un contraataque 3×1 que finaliza en gol (1-0).

El peligro del equipo local llegaba a través de tiros exteriores que obligaban a varias buenas intervenciones de nuestro portero, en ese momento, Joél.

Un buen contraataque 3×1 de San Cristóbal, que no supimos finalizar, fue el preámbulo del empate. Falta en ¾ sacada a puerta directamente por Fran y cuyo rechace del portero es rematado por Dani dentro de la portería; minuto 10, (1-1). Escasamente dos minutos después, avance peligroso del equipo zamorano, bien defendido e interceptado por Dani, éste cruza a la banda izquierda a un solitario Mario G. que, ante el desorganizado repliegue del equipo local, cambia de orientación a la banda derecha donde Fran, ya dentro del área y sin parar el balón, remata con pierna izquierda a la escuadra del ángulo largo. Un gran gol que nos ponía por delante del marcador por primera vez. Con él ganamos en confianza (1-2).

En el minuto 16 llega el 1-3, penetración de Mario R. por la banda izquierda, desde antes de la línea de medio campo hasta prácticamente la zona de córner, donde quiebra a su marca, se enfrenta a otro defensa y al portero prácticamente sobre la línea de fondo y el balón rechazado llega a Miguel que, desde una posición centrada dentro del área, remata a las mallas.

En una buena combinación por banda izquierda del ataque zamorano, en el minuto 18, llega el 2-3.

Un saque de banda corto, mal defendido por nuestra parte, da la oportunidad al equipo local de empatar el encuentro; es el 3-3 y, una vez más, encajamos gol en los inicios de la 2ª parte.

Sin embargo, varios segundos después, conseguimos superar la primera línea de presión zamorana en nuestro primer cuarto de cancha con un pase en diagonal de Dani a Fran, éste al primer toque cambia de orientación a Nano, situado en la banda derecha de nuestro ataque, controla el balón y nuevamente cruza el esférico al segundo palo desde donde Fran remata a gol a puerta vacía. Era el 3-4. Escasamente unos segundos después, en una indecisión defensiva, llega el 4-4.

Fueron momentos críticos porque Zamora creía en sus posibilidades pero en el minuto 26 llegó el 4-5; golazo tras la finalización de un ataque rápido iniciado por Alex N. sacando con rapidez de banda, aún desde campo propio, a Dani, éste le cruza el balón al lado derecho de nuestro ataque a Carlos L, desde donde quiebra hacia adentro a su marca con la pierna derecha para posteriormente colocar el balón, con pierna izquierda, en la escuadra larga. Este gol determinó el signo del partido.

Escasos momentos después, salimos de presión desde la línea defensiva con un pase a la espalda de la defensa local de Mario R. que, si bien es rechazado en primera instancia por el portero desde fuera de su área, el balón llega a Teje, dispuesto en medio campo, quien cruza a Dani, adelantado en banda derecha, que no tiene más que rematar a puerta vacía dado que el portero aún no había regresado a ella. Supone el 4-6.

Un minuto después, Miguel intercepta un pase en el centro del campo y monta un contraataque junto a Dani y Fran, siendo éste último quien supera al portero tras pase de Dani. Sube el marcador el 4-7, minuto 27.

Desde ese momento el equipo zamorano sale de 5 y durante el tiempo restante se suceden el 5-7, minuto 33, en una de las pocas fisuras que dejó nuestra defensa en inferioridad y, a renglón seguido, el 5-8 obra de Mario R. y el 5-9 de Dani, ambos en el minuto 34, como consecuencia de sendas recuperaciones del balón sobre el ataque en superioridad zamorano y los consecuentes remates a puerta vacía desde nuestro propio campo.

 

Un partido difícil, ganado a base de determinación y lucha, pero no exento de buenas pinceladas de calidad grupal, que esperemos sirva para afrontar con fortaleza mental los dos próximos partidos que el equipo tendrá que disfrutar en tierras gallegas (Coruña y Burela).