Saltar al contenido

5 Coruña FS – CD San Cristóbal – JDHS

 

5 CORUÑA F.S.   7    C.D. SAN CRISTÓBAL   2   

División de Honor Juvenil de fútbol sala. Pabellón Municipal Barrio Las Flores.

A Coruña (A Coruña), 9 de abril de 2022. 17,30

 

El pasado fin de semana cumplimos obligada visita a la ciudad de Coruña, sede del equipo 5 Coruña F.S., uno de los líderes del grupo, en un partido ya de por sí complicado tan sólo si nos atenemos al lugar que cada uno de los equipos ocupa en la tabla clasificatoria del grupo.  Por si eso no fuera suficiente, una vez más, y ya va siendo una aciaga costumbre durante demasiadas jornadas, acudimos al encuentro con el regalo de la ausencia de alguno de nuestros componentes, como si a ellos les hiciera falta tal deferencia o, lo que es peor, como si a nosotros nos sobraran.

 

Con todo, os aseguro que preparamos y acudimos al partido con la sincera convicción de disponer de opciones y con la total predisposición a darlo todo por defenderlas, y por qué no, intentar dar la sorpresa y no venirnos de vacío.

 

Durante el viaje de ida hablamos de que para poder conseguirlo era absolutamente imprescindible que nosotros fuéramos capaces de desarrollar nuestro mejor juego y que, pasara lo que pasara, nada ni nadie lograra que nosotros perdiéramos la concentración y nos saliéramos del partido.

 

Muchas de estas opciones se vinieron abajo escasamente en ocho minutos, los primeros ocho minutos del enfrentamiento, durante los cuales el equipo local puso “toda la carne en el asador” y supo elaborar un juego rápido e intenso con el que generó del orden de diez claras ocasiones de gol de las cuales supo materializar cuatro.

 

Teníamos muy claro que, si comparamos con los datos estadísticos de este equipo con los nuestros, fácilmente veremos que mantenemos una eficacia similar en ataque (goles a favor) pero es en defensa donde las diferencias con ellos son claramente significativas ya que han encajado menos de la mitad de goles que nosotros. No había otra, si hoy teníamos alguna opción de salir con algo positivo, ésta pasaba por realizar un buen partido en defensa y saber aprovechar nuestras oportunidades en ataque; pero no fue así.

 

Reconozco que su inicio de partido fue francamente bueno pero nosotros volvimos a estar desafortunados en defensa; la rapidez con la que circulaban el balón nos impedía, no sólo llegar en ocasiones a la marca, sino a interceptar sus pases y a impedir que en muchas ocasiones el balón atravesara con mucho peligro nuestra zona. Tampoco estuvimos muy acertados a la hora de tapar el tiro exterior centrado.   

 

4-0 a los ocho minutos de juego, y además, tal y como se venía desarrollando el mismo, resulta muy difícil de gestionar, no sólo desde el punto de vista técnico/táctico, sino, y fundamentalmente, desde el punto de vista anímico. Sin embargo, desde ese momento algo debió de cambiar y, aunque fundamentalmente el control del juego y las mejores ocasiones seguían decantándose del lado coruñés, cierto equilibrio se restableció en la cancha y el primer tiempo, con la salvedad del quinto gol local que llegó en el minuto 18, reflejaba un marcador duro, justo, pero que había que pelear para que, en la segunda parte, no llegara a ser humillante, pensando fundamentalmente en el daño que un resultado demasiado abultado podía acarrearnos de cara a lo que aún quedan hasta final de temporada. 

              

Resulta fácil imaginar que la situación en el vestuario era tensa pero la inmensa autoestima que tiene muchos de estos chicos prevaleció y, lejos de bajar los brazos, se salió a la cancha a seguir peleando y con la determinación de intentar reconducir la difícil situación para lo que, como se ha comentado en un principio, resultaba necesario reencontrar nuestro modelo de juego y estar concentrados para no salirse del encuentro.

              

El desarrollo de la segunda mitad fue muy diferente, mucho más igualado, ellos bajaron el ritmo vertiginoso de la primera parte y nosotros, en parte, volvimos a ser nosotros. Incluso, con el 5-1, generamos alguna duda y nerviosismo en el banquillo rival. A falta de 5 minutos para el final, salimos de cinco y en la primera jugada, sin que al equipo rival le diera tiempo para reorganizar su defensa, tras un saque de banda largo de Fran hacia Alex V., que ofrece una magnífica diagonal larga y profunda a Nano a la espalda de la defensa y éste cambia de orientación hacia Teje para que remate a puerta vacía, llega nuestro primer gol, un gran gol que pone en valor el juego combinativo, de rapidez y profundidad, de control y pase; un gol de calidad, un gol de clase.

              

El 6-1 llegó en inferioridad 4×3 tras la expulsión de Nano por doble amarilla, en el minuto 37, y en el 38, una buena combinación del equipo local ante nuestra defensa posicional les proporciona el 7-1.

              

En el minuto 39 de juego, un penalti a nuestro favor es ejecutado por Alex V. y sube a nuestro casillero un nuevo gol.

 

El resultado final de 7-2 refleja la superioridad que demostraron los jugadores de 5 Coruña durante el primer cuarto del encuentro y a nosotros nos permite recobrar nuestra autoconfianza como equipo, pasar rápidamente página y empezar a pensar en los cuatro partidos que aún nos restan de temporada y de cuyos resultados dependerá la posición que finalmente ocupemos en la tabla clasificatoria.